Perder a un ser querido es un golpe muy fuerte y, en muchas ocasiones, inesperado. Esto genera un proceso de duelo que es normal para los familiares y cualquier persona cercana al fallecido, así que es útil saber cómo actuar para poder apoyar adecuadamente en esos momentos.


Hazle saber que sus reacciones son normales

Ante una pérdida es normal experimentar sentimientos y emociones, y cualquier persona tiene derecho a sentirse y expresarlos. Permítele que los comparta contigo y no los minimices.


Elige bien tus palabras

Utilizar frases como “sé cómo te sientes” es mejor solo usarla cuando realmente haz pasado por una situación similar. En estos casos cuéntale tu experiencia y cómo hiciste frente a la situación.

Si no es así, es mejor usar frases como “entiendo que debes sentirte muy mal”, y evita usar frases hechas como “Está en un mejor lugar”, “Así tenía que ser”, “Sé fuerte”, entre otras.


Permite el silencio

A veces podemos sentir que el silencio es incómodo en esas situaciones, pero muchas ocasiones puede facilitar la expresión de emociones. Si no hay nada que decir, guarda silencio.


Quítale tareas de encima

Es posible que la familia del fallecido esté resolviendo situaciones durante ese momento tan difícil o que tengan pendientes que resolver en casa, con sus hijos o de alguna otra índole. Ofrecerles tu ayuda les ayudará mucho más de lo que puedes imaginar, ya que activamente les permitirás enfocarse en su duelo.


Ofrece tu tiempo y compañía

En ocasiones cuando alguien pierde un padre o una pareja con la que ha compartido mucho tiempo, puede sentirse solo. Que acudas al entierro o a los rituales religiosos puede ayudar a que los deudos se sientan acompañados.


Llama o visita

Es buena idea que animes a esa persona a que te pida ayuda cuando lo necesite —siempre y cuando estés dispuesto a dársela. Sin embargo, no siempre acuden o llaman, aunque necesiten algo. Toma la iniciativa.


Dale el tiempo que necesite

Cada persona procesa su duelo de formas diferentes, así que es importante darle tiempo para reflexionar.